Las Últimas

Dropdown Menu

09 diciembre 2020

Inicia AMLO 2º tercio del régimen de la 4T con nueva cara al Gabinete Económico
by MercadoInterno - 0






 

Posición estratégica a 5 mujeres en secretaría de Economía, Tesorería, INEGI, Banxico y en Puertos para enfrentar la reactivación económica 



Juan Manuel Rodríguez (09-XII-20)

No termina aún la animada discusión sobre las consecuencias que tendrá la desaparición de la jefatura de la Presidencia que con Poncho Romo marcó un hito en la reconciliación entre el Presidente y la Iniciativa Privada (IP) que ya invierte más de 530 mil millones de pesos (mdp) en dos iniciales paquetes de 69 obras del Plan Nacional de Infraestructura que será el primer paso firme para recuperar la reactivación económica con la acción estratégica de los sectores Público, Privado y Social. Aunque se considera limitada la cifra inicial de capitales, la inversión es el único motor para recuperar la economía y combatir la pobreza, dijo Romo, quien aceptó seguir siendo enlace como empresario que es, entre la IP, y como “encargado” del sector oficial ahora como conocedor de las encontradas ideologías tan diversas opiniones dentro del sector público.

Este ínterin que inicia el segundo tercio del sexenio abre con un movimiento de ajedrez, cinco cambios que involucran al sector femenil clave del Gabinete involucrado en temas económico-financieros, cuyo efecto será directo en la política de desarrollo, ahora seriamente frenado y cuya estrategia de solución se decide tajante desde Palacio Nacional.

Las nuevas posiciones en Secretaria de Economía, Tesorería Federal, Banco Central, INEGI, Coordinación de Puertos, en el tablero de ajedrez, fueron recibidas positivamente (excepto Coparmex, obvio, respecto al nombramiento en Economía),  y con el respaldo del sector económico privado del país. Y lo necesitarán, pues se enfrentan terribles cifras económicas y sanitarias que padece el país, de las que no están exentas prácticamente todas las naciones del mundo, y que aquí significó millones de desempleos, y sólo en las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes),  de los 4 millones 900 mil que había antes de la pandemia según el censo económico, un millón de ellas donde trabajaban y obtenían su sustento 3 millones de personas, cerraron sus puertas y sólo quedaron 3 millones 900 mil de esos pequeños establecimientos. INEGI reveló que datos recogidos entre septiembre y octubre pasados, 8 de cada 10 empresas reportaron como la mayor afectación sufrida fue la disminución de sus ingresos.

Medio año de pandemia dejó trágico saldo de contagios y fallecidos y en economía el dramático desplome del segundo trimestre del año y el rebote registrado en el tercer trimestre, con un crecimiento del Producto Interno Bruto del 12.1%, no borró la todavía irreparable caída de menos -9% en términos anuales, similar al que se espera para todo este año.

Choca, pues, la versión oficial que asegura tener “otros datos” basados en la macroeconomía que, aunque incipientes, son reconocidos por organismos internacionales, pero no por quienes sufren esta realidad en su vida cotidiana. El propio Presidente, para fijar las razones en que sustenta sus versiones, ha dicho que “no se nos ha caído el consumo, que estamos recuperando los empleos, no tenemos escasez de alimentos, no hay carestía de la vida, no hay devaluación del peso, no nos hemos endeudado, no han aumentado los impuestos”.

 

Y efectivamente, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, basado en los recientes informes de las calificadoras internacionales, afirmó que México mantiene el grado de inversión y con ello el acceso al financiamiento en los mercados nacionales e internacionales. 

 

Fue primero, en noviembre pasado, cuando la calificadora Fitch Ratings ratificó que mantenía la calificación crediticia del país, incluso con perspectiva de “estable”;   y ahora, Standard & Poor’s (S&P) realizó la misma ratificación a su calificación crediticia de “BBB” para la deuda mexicana en moneda extranjera y con ‘BBB+, en moneda local. Ambas hacen referencia a la firmeza con que se han sostenido los índices macroeconómicos y las finanzas sanas al fortalecer los ingresos tributarios. Datos oficiales indican que en estos dos años de la 4T, el trabajo del SAT permitió recupera adeudos por 736 mil millones, principalmente el 43%  de grandes contribuyentes

 

Las calificaciones también inspiran confianza para la inversión, nacional y extranjera, que se requiere para recuperar el paso a reactivar la economía, el empleo y disminuir la pobreza que tanto ha proliferado en estos meses. 

 

Dura es la tarea a que se enfrentarán Tatiana Clouthier (Sría de Economía), Graciela Márquez Colín (Consejera del INEGI), Elvira Concheiro (Tesorera de la Federación), Galia Borja Gómez (propuesta a Banxico), y Ana Laura López Bautista (Coordinará Puertos y Marina), pero ya cuentan con la confianza de los sectores de la sociedad involucrados en el crecimiento económico del país.

 

Con los dos paquetes para las obras de infraestructura, además del tercero que ya se prepara, la empresas privada podría retomar el papel de motor de la reactivación económica del brazo de la inversión pública que ejecuta para reactivar el desarrollo del Sur-Sureste del país, estaremos ante la perspectiva no lejana de la recuperación económica, al nivel previo a la pandemia, lo que vislumbraría posibilidades de recuperación en el primer semestre del 2021, siempre y cuando tengamos la vacuna y nosotros, como sociedad tomemos nuestra responsabilidad de  consumir lo que el país produce y respetar los protocolos que nos permitirán convivir con un virus que llegó para quedarse.

www.mercadointerno.com.mx

 

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario