Las Últimas

Dropdown Menu

07 noviembre 2019

Embisten contra la reforma al outsourcing
by MercadoInterno - 0



Palenque 11

Embisten contra la reforma al outsourcing

Por Julio Pomar

Esos “fifís” son irredentos, o necios, tercos y empecinados, que no es lo mismo pero se parece. No contentos con haber dejado como dejaron el desastre neoliberal en las finanzas públicas y en la economía, que el actual gobierno de López Obrador ha venido destapando, ahora pelean en una agresiva campaña de medios contra la reforma al outsourcing y contra su impulsor en el Senado, Napoleón Gómez Urrutia, el legislador que está promoviendo una reforma a fondo de las empresas que subcontratan ilegalmente a los trabajadores. Esta embestida la manejan sobre todo por medio de agrupaciones empresariales o columnistas que se han dejado “convencer” de que eliminar este sistema va a traer graves daños a la economía y no dudan en inventar que con esa reforma ya no se firmará TMEC, o nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Saben que a Napoleón no lo podrán ablandar, pero si hay quienes no lo saben, él ha resistido por 12 largos años un ostracismo y una embestida de medios con groseras e infames calumnias y al final de cuentas la Suprema Corte de Justicia lo tuvo que exonerar al no encontrarle ningún delito qué perseguir en las falsas acusaciones con que lo persiguieron. Los aulladores disfrazados de columnistas están creando un nuevo ambiente de persecución contra Gómez Urrutia con calumnias para ver si por ese camino logran que afloje el paso el senador y líder minero, y desista de su acción de reformar el outsourcing. Decenas de ataques le  han lanzado esos columnistas en estos días al actual presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara Alta, pensando sus patrones patrocinadores que lograrán derrotar las reformas mediante las cuales muchísimas empresas no sólo explotan y escamotean ingresos a los trabajadores contratados bajo ese sistema, sino que dejan de pagar al fisco abundantísimas cuotas.

Dicha campaña rebasa los límites de lo soez, lo grosero. Para nadie que esté metido en el mundo periodístico, aunque sea mínimamente, es un secreto cómo se manejan estas majaderas campañas. Ya el lector se puede imaginar que un asunto de características bastante técnicas como éste, sea plenamente conocido por muchos, y pueda lograr tal unanimidad entre columnistas, como si estos fueran unos sabios del análisis periodístico o se tratara de un hecho de la más simple comprensión. Ahora resulta que esos más de 40 columnistas aulladores son expertos en outsourcing y en economía, para andar opinando con tanta “autoridad” sobre el tema, y acompasados al mismo ritmo.

Dice Carlos Fernández-Vega (La Jornada, 5 de noviembre, 2019) que las empresas outsourceras crecieron como la espuma en los dos sexenios panistas y en el de Peña Nieto, las cuales utilizan “las facturas falsas para evadir fiscalmente el pago de su responsabilidad” ante Hacienda, y además  violan las relaciones obrero patronales, al presentarse ante los trabajadores como sus verdaderos empleadores, no siéndolo, y con ello los hacen vivir en la desgracia de la indefensión contractual. Por eso es un recurso al que muchas empresas han acudido, ya que mediante él, ellos hacen inmensos ahorros ilegales y los patrones que contratan no se obligan a darles a los trabajadores las prestaciones y beneficios que las leyes laborales indican, ni a pagar los pingües impuestos que las leyes de Hacienda tienen establecidas para las empresas. Naturalmente, las firmas subcontratistas, al no cumplir los términos de un contrato colectivo, a los reclutados los derivan hacia las empresas, las que a su vez contrataron a las  subcontratistas, las cuales simplemente los redirigen otra vez hacia la outsourcera, que no existe para las autoridades laborales, ya que no están registradas como empresas empleadoras, y ellas tampoco pueden proteger los derechos de los trabajadores.

Napoleón Gómez Urrutia con suavidad pero con firmeza les dice a las empresas que critican su iniciativa de reformas al outsourcing, que “parecen desconocer su contenido y alcance, o pretenden ignorarlo para no salir del estado de conformidad que han tenido por muchos años, beneficiándose, evadiendo fiscalmente sus obligaciones y su responsabilidad frente a los derechos de los trabajadores y hacia las instituciones de seguridad social”.

El predominio de la subcontratación es una razón por la que más de 90 por ciento de las empresas no tienen establecidos contratos colectivos de trabajo, que protegerían a los obreros y a los empleados, y eso explique el predominio que durante décadas, sobre todo a partir del gobierno de Vicente Fox, han tenido los sindicatos “charros” que también explotan y no defienden a los trabajadores. Eso explica, a la vez, los  bajos salarios históricos de estos últimos y la demanda de los sindicatos de Estados Unidos para que las empresas en México paguen mejores salarios a sus trabajadores y ello cumpla con el requisito planteado por los gobiernos norteamericano y canadiense para que aquí se eleven los pagos al factor trabajo y así las empresas mexicanas que participen en el nuevo Tratado de Libre Comercio, o T-MEC, dejen de aprovechar esta abuso competitivo frente a los otros dos países.

Tan simple como eso, y es una verdadera falsedad que eliminar o limitar el outsourcing creará un caos en la participación de México en el T-MEC. Por el contrario, facilitará la inserción de México en ese tratado y la correspondiente elevación de ingresos de los mexicanos hará posible acercarse a una verdadera mayor igualdad de los trabajadores de México con sus iguales de Estados Unidos y  Canadá, situación que ahora es infinitamente dispareja.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario