Las Últimas

Dropdown Menu

21 octubre 2019

Fracasa intento de orillar a México a una crisis peor a las de Sudamerica
by MercadoInterno - 0







Crítica justificada al operativo policiaco y al repliegue que evitó un
enfrentamiento que reanudaría sangrienta guerra contra el crimen

Juan Manuel Rodríguez (21-X-19)

Aunque el gobierno de los Estados Unidos tardó día y medio para reaccionar  a través de su embajador Christopher Landau, ante los acontecimientos de violencia insólita en la capital sinaloense de Culiacán, y el propio presidente Donald Trump lo hizo dos días después de esos sucesos, hoy lunes 21 se realiza la reunión entre representantes de los gobiernos de ambos países para atender la exigencia mexicana de suspender la persistente exportación ilegal de armamento sofisticado para el crimen organizado.

La orden de aprehensión contra el hijo de “El Chapo”, y la petición de extradición procedente de Estados Unidos, de haberse ejecutado habría sido la carta triunfal de Trump en la campaña para su reelección presidencial y una respuesta oficial del gobierno de López Obrador significaría reanudar la “guerra” iniciada en 2006 por Calderón Hinojosa, lo cual pondría a México en la misma o peor situación de la que padece ahora todo el panorama latinoamericano, con algunas excepciones, con crisis en Argentina, Chile, Brasil, Ecuador Venezuela Perú y nos pondría con una mayor reacción decuplicada de la que se ha originado por supuesto “rendimiento” de la autoridad para no caer en la provocación que buscaba precisamente generar la masacre oficial, lo cual encontraría campo fértil y peor a la severa crítica de la oposición en nuestro país.

No es casual el que el director de la DEA (órgano estadunidense contra las drogas, haya visitado al gobernador de Sinaloa hace un mes, como se ha revelado, sin que se explicará claramente el motivo de esa visita y sus consecuencias. Demostrado está que estamos tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos, pues en toda nuestra historia hemos sufrido invasiones y ahora, actos siempre nocivos como en la aspiración del control de nuestras riquezas del subsuelo.

En la propia guerra fría y con la revolución cubana y otras incipientes en el resto del subcontinente, había alrededor de 400 agentes en la embajada en puestos de agregados, ya culturales o de otra índole para operar en casi todo Latinoamérica. Tras el 11 de septiembre, la situación empeoró porque hasta agentes armados del vecino país operaban en las terminales  aéreas y otras áreas estratégicas y no es desconocido que hasta un agente estadunidense fue muerto, precisamente con armas  producto del contrabando procedente del norte.

Mientras que Latinoamérica padece el revire de una etapa que durante años fue controlada por regímenes de izquierda en América del Sur, ahora se padece desde hace años el cambio con desastrosas consecuencias por el arribo de gobierno reaccionarios, contrario a lo que pasa en México donde, por primera vez si bien se impidió la llegada de Cuauhtémoc Cardenas, la realidad es que el pueblo mexicano en esta ocasión, decidió acabar con toda una etapa de más de 30 años de gobiernos tecnócratas que con su modelo neoliberal recrudecieron la desigualdad y multiplicaron la pobreza..   Y con la guerra contra el narcotráfico se desató una violencia que, precisamente en Culiacán mostró la enorme capacidad de violencia que, con armas sofisticadas estadunidenses, puede controlar con eficiencia, y por la incapacidad de mandos, de los que claramente se ha desligado la secretaría de la Defensa quien a criticado la”precipitación” con que se actuó oficialmente y sin consultar debidamente a mandos superiores.

La crítica al operativo policiaco ha sido justificadamente severa porque fue un acto totalmente fallido por no haber previsto la apabullante respuesta de la delincuencia que incluyó una veintena de sitios bloqueados y una oncena de balaceras en el centro de la ciudad pero que, gracias a la la inmediata e inminente retirada, evitó una refriega que hubiera costado muchas vidas de ciudadanos y de familiares de los soldados, con lo que, al fragor de la balacera, sólo costó la vida a una decena de personas y no la masacre que, entonces sí, hubiera sido el acabóse para la incipiente administración morenista en su primer año de gobierno, ante una condena nacional e internacional.

En cambio, las encuestas previas y posteriores al tremendo suceso que conmocionó a toda el estado, y al país, el repliegue oficial y que personalmente asumió el presidente Andrés Manuel López Obrador, le valió un reconocimiento en su popularidad, de más del 50 por ciento en algunas encuestas y hasta del 75 por ciento entre los propios culiches, como se les llama a los naturales de Sinaloa.

Las repercusiones a nivel nacional se verán a nivel de las autoridades responsables de la seguridad y las directamente responsables del operativo, las relaciones con el vecino del norte, se conocerán después de la reunión de hoy sobre todo ante el descarado contrabando de armamentos a favor del crimen organizado suministrador de drogas a los consumidores del mayor mercado de adictos con tan alarmante número de víctimas por exceso en el consumo, pero particularmente, se verá en lo que significó en el panorama latinoamericano donde México pudo contener una amenaza que buscaba poner a México en la lista de países de la región que ahora sufren las consecuencias de una política que anteriores secretarios de Estado de Trump, añoraban por  revivir la política imperialista de    James Monroe, 5º. presidente de Estados Unidos, de "América para los americanos” (Doctrina atribuida a Monroe en 1823, que fue elaborada por John Quincy Adams donde los Americanos son los del norte y no todos los que nacimos en la América Latina).



« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario