Las Últimas

Dropdown Menu

05 octubre 2019

¿Alternancia? En el segundo trienio la atención se centra en precandidatos
by MercadoInterno - 0






La lealtad política de las clases medias es coyuntural y el investigador Andrés
Reyes  analiza su peso en su libro sobre "Clases Medias y Poder Político"

Juan Manuel Rodríguez (5-X-19)
Se puede decir que a la mitad del camino, el tercer informe de gobierno se centra en los principales proyectos estratégicos de un régimen y las metas logradas y las que están en ejecución, pero también es el momento en que inicia el declive en la atención al gobernante en turno, concentrándose su interés en quienes pueden ser los precandidatos para el próximo sexenio mediante las elecciones.

Es común ubicar a los políticos entre los que trabajan para la próxima elección y los que lo hacen para la próxima generación. y algunos se inclinan por hacer obras visibles y no aquellas que no les dan popularidad. Estamos en un momento crítico en donde a nivel general se aplica un nuevo modelo económico social que provoca profundas discusiones y unos lo apoyan y otros se oponen, pero en la realidad, los gobernantes estatales se enfrentan a una atonía producto de la drástica austeridad inherente a la política anti-corrupción y ahora gobernadores y autoridades municipales se enfrentan al cierre de la tradicional peregrinación para pelear por mayor recursos para el desarrollo de sus ejercicios fiscales, ante una presión federal para que incrementen sus ingresos propios locales en lugar de estirar la mano ante la federación.

En Aguascalientes nos estamos acostumbrando a la alternancia. Recordemos que se dio a fondo tras larga permanencia del partido hegemónico tricolor que se creía invencible, pero la mano que mecía la cuna, provocó la primera alternancia en el gobierno hidrocálido y esto se está volviendo una costumbre en la que muchos buscan una explicación.

Recordemos que tras dos gobiernos panistas, el segundo de triste memoria con un gobernante que se jactaba de tener el mayor ingreso de todos sus homólogos en el país y que endeudó la hacienda pública local y ahora está sumido en varios juicios. Esto, seguramente provocó la alternancia y llegó de nuevo el tricolor que efectivamente, con dos nuevas ensambladoras automotrices hizo que Aguascalientes ocupara los primeros lugares en crecimiento, pero sorprendió que tanto en las elecciones intermedias sufrió tremenda derrota y la definitiva en la elección gubernamental.

Muchos buscaron explicaciones a esta voltereta pero ahora sabemos que el contribuyente hidrocálido pagó con creces las exenciones de impuestos a la ensambladora Nissan, más de una docena de favores a la trasnacional que fue un costo al bolsillo de los habitantes hidrocálidos.

Las clases medias seguramente actuaron contra el tricolor que con Lozano de la Torre les incrementó a los patrones y empresarios el impuestos sobre nómina, el ISN que ofreció hacerlo en sólo 0.5% pero fue un engaño pues las iniciativas gubernamentales triplicaron ese incremento impositivo que encrespó a la iniciativa privada. No pasó desapercibido que un director de un medio muy crítico, se suicidó atribuyéndose al padecimiento de una enfermedad, aunque también acababa de quejarse de que le habían retirado toda la publicidad gubernamental que lo hizo entrar en crisis por quienes aplicaron el principio de Jolopo (José López Portillo) “no pago para que me peguen”.

Tampoco dejemos de lado la abierta discrepancia entre los palacios, mayor y menor, municipio y gobierno estatal entre Lorena y Carlos que seguramente también influyó en la caída y casi anulación del tricolor en las urnas.

Ahora estamos localmente en una situación aparentemente bonancible, con educación dual que comprende la enseñanza  académica con la práctica empresarial e industrial, una diversificación de mercados y promoción de inversión extranjera, así como un incremento en las contribuciones con el 10% de impuesto que por primera vez se aplicó en el casino de la Feria Nacional de San Marcos y cuya formidable cantidad seguramente conoceremos pronto, pero también un choque frontal entre los palacios de María Teresa (Tere, le gusta que le digan, según sus boletines) y Martín que no baja sus críticas a la policía municipal y a otras políticas locales, lo cual no ayudará en las elecciones intermedias del 2021, como tampoco la política de comunicación que tiene sus preferidos y también sus opositores que critican lo que no es aceptado. Todo esto en lo local, además de que se unen los gobernadores para presentar un frente ante la federación para exigir cambios en la política económica y el reparto fiscal incluyendo la posible petición de una reforma a la Ley mediante la cual se reparten Aportaciones, Participaciones y arguyendo problemas que provocan conflictos que afectarían a la Federación de los estados, y ahí están las peticiones de desaparición de poderes en Veracruz, con réplicas para que se aplique también en Guanajuato y en Tamaulipas.

Temas que van más allá de simples cuestiones locales y que  amenazan la integridad nacional. Para Aguascalientes es buena noticia el acuerdo de Alianza Centro-Bajio-Occidente que será ejemplo para todo el país y que nos aisla un poco de la crisis mundial y nacional, aunque no nos salvará pues no somos autárticos.

Vienen las elecciones intermedias  y localmente tendremos resultados, pero no debemos olvidar lo que analiza, sin mencionar casos actuales, el investigador político y académico Andres Reyes quien dilucida la política hidrocálida a partir de los años 40 de siglo pasado, pero que sin duda tienen validez en la actualidad y usted, amable lector, puede conocer el estudio adquiriendo el libro “Clases Medidas y Poder Político en Aguascalientes”, expuesto en la feria del libro, todavía abierta este sábado y domingo.

En la frase final de sus conclusiones, sobre la política del siglo pasado, el investigador Andrés Reyes Rodríguez señala:

 “En Acción Nacional hubo clases medias representadas por pequeños comerciantes, profesionistas del Instituto de Ciencias y pequeños industriales del estado. En la misma lógica, aunque fuera de los partidos, intervinieron algunos miembros de la Cámara de Comercio en el estado y otros más de los clubes de servicio se organizaron bajo los criterios de participación política de clase media, basados en la meritocracia y en la defensa de los privilegios adquiridos por años, o en la coincidencia ideológica proveniente de una cultura tradicional, religiosa y anticomunista que duró al menos hasta la década de 1960. Las clases medias no actuaron sólo en un ámbito partidista. Tampoco ahora lo hacen. Estuvieron en el PRI, en el  PAN y en otros partidos. Esta clase social tuvo participación política en uniones cívicas, en organizaciones estudiantiles y en asociaciones de profesionistas, artesanos y comerciantes. Esto demuestra que sus fidelidades políticas son coyunturales, muy intensas e igualmente proclives a la combatividad o la inmovilidad según las necesidades del momento. Luego entonces, los calificativos de este segmento social así como sus decisiones políticas dependerán del momento histórico que se analice”. (Andrés Reyes Rodríguez,  “Clases Medias y Poder Político en Aguascalientes”, Universidad Autónoma de Aguascalientes, sept, 2016).

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario