Las Últimas

Dropdown Menu

27 julio 2019

Casi como Los Pinos
by MercadoInterno - 0




EN LAS NUBES
 Casi como Los Pinos 
Carlos Ravelo Galindo, afirma: 
Hubo una época en que la residencia oficial de los jefes del ejecutivo en México  eran Los Pinos. Y también oficinas alternas de Palacio Nacional.
Hoy la enorme propiedad construida por Lázaro Cárdenas, para no vivir en el Castillo de Chapultepec, ha sido también destinada  a museo y a recorrer sus vericuetos.
Ello nos  invita hablar de otra  casa presidencial. 
La Casablanca  de los Estados Unidos, en donde vive el  Werito.
Bienvenido a 1600 Pennsylvania Avenue, hogar de 45 presidentes estadounidenses y sus familias.
El presidente  Teodoro “Teddy”  Roosevelt tomó la decisión de referirse a la dirección como "La Casa Blanca - Washington" en todos los papeles y membretes designados, aunque el mismo apodo se había utilizado desde principios del siglo XIX.
Fue construida sobre un enorme paisaje, rodeada con cercas, esta impresionante maravilla de la arquitectura histórica.
  Dentro de sus paredes hay 132 habitaciones, que incluyen 3 cocinas masivas separadas, 35 baños y 16 habitaciones para huéspedes.
Es una de las características centrales de cada viaje a Washington DC, la Casa Blanca está arraigada con historias increíbles de la ilustre historia de los Estados Unidos.
Hemos seleccionado algunas de nuestras curiosidades favoritas con los que quizás no estés familiarizado. 
  A pesar de que la Casa Blanca fue construida hace más de 200 años, recibió su nombre solo en 1901, hace menos de 120 años.
Antes de esto, generalmente se le llamaba la Mansión o Palacio Presidencial, o simplemente la "Casa del Presidente". 
Hasta que Teddy Roosevelt, el vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, asumió el cargo, el edificio todavía se conocía  como la "Mansión Ejecutiva".
El arquitecto final de la Casa Blanca se decidió a través de un concurso, cuyo ganador fue un inmigrante de Irlanda, que copió la  Casa Leinster, que se encuentra en Kildare, Dublín, se parece mucho a la Casa Blanca, incluido el frontón triangular que se apoya en los cuatro pilares, molduras y chimeneas de espejo.
Si bien Theodore Roosevelt fue el primer presidente en dar vida al concepto de una sala de prensa dentro del magnífico edificio en sí mismo, que trajo a los reporteros fuera del mal tiempo, fue Nixon el cerebro detrás de la sala de prensa de la Casa Blanca que todavía se utiliza hoy en día.
Finalmente, se construyó una elegante sala de reuniones informativas donde antes se encontraba la piscina de terapia interior de Franklin D Roosevelt.
Nixon ordenó modificaciones. 
De acuerdo con "Antes de la caída: una vista interior de la Casa Blanca anterior al Watergate", Richard Nixon realizó varios cambios bastante grandes en el diseño de la Casa Blanca, más específicamente en muchas de sus comodidades.
El Ala Oeste era un edificio externo a la Casa Blanca originalmente construido, usado y nombrado por Teddy Roosevelt, quien se había sentido cada vez más frustrado con la creciente multitud en la Mansión Ejecutiva.
También se creyó que padecía alguna forma de artritis y quería que todos los esfuerzos relacionados con el trabajo se mantuvieran en una sección singular a la que fuera fácil acceder.
El Ala Oeste ahora alberga la Oficina Oval del presidente, la mayoría del personal presidencial y los enlaces, numerosas salas de reuniones e incluso un comedor titulado “The White House Mess”. También tiene una sala de reuniones llamada “Roosevelt Room”, que lleva el nombre de los dos presidentes con ese nombre, y fue creada en 1934.
La Casa Blanca no es solo el lugar donde vive y trabaja el presidente. También es el salón de bodas más entrelazado políticamente (sin mencionar que es absolutamente magnífico).
María Monroe, hija del quinto presidente estadounidense James Monroe, fue la primera en utilizar la Mansión presidencial para ingresar a la vida de casados, en 1820. Y 8 años más tarde, el hijo menor del segundo presidente, John Adams, también tuvo su boda allí.
En 1906, la hija mayor de Teddy Roosevelt también hizo uso del enorme espacio que la Casa Blanca tenía para ofrecer para sus festividades nupciales.
De hecho, Grover Cleveland fue el único presidente en casarse en la Casa Blanca, en 1886, con su novia de 21 años.
El primer residente de la Casa Blanca fue el segundo presidente John Adams.
George Washington prestó juramento en el balcón del Federal Hall y residió en su casa en Mount Vernon, Virginia, durante la mayor parte de su presidencia, y nunca pudo disfrutar de los frutos de su trabajo.
El día de su inauguración en 1829, la Casa Blanca se hizo completamente abierta a los ciudadanos para que el presidente Andrew Jackson pudiera saludar a los visitantes, pero estaba rodeada por las innumerables hordas de residentes entusiasmados.
La Casa Blanca ha sido incendiada no una, sino dos veces.
En agosto de 1814, como represalia por un ataque a la ciudad británica de York en Canadá, los soldados británicos incendiaron la Casa Blanca.
El presidente en ese momento, James Madison y su esposa, lograron llegar a un lugar seguro, aunque el edificio en sí necesitaba una reconstrucción importante.
En 1929, la Casa Blanca fue incendiada nuevamente, esta vez debido a un problema eléctrico. 
Sin embargo, el presidente Herbert Hoover solo tuvo que hacer pequeñas renovaciones para que el Palacio Presidencial volviera a estar en forma.
craveloygalindo@gmail.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario