Las Últimas

Dropdown Menu

05 junio 2019

¿Llega la izquierda?; Con 16% de lista nominal arrasa Tere; 2º y 3º Morena-PRD
by MercadoInterno - 0






PAN (50.1% baja de 117 mil a 105 mil votos;  desorganizado Morena
 logra 24%; La sorpresa, cuadruplica Iván voto de PRD, de 1.9 a 7.9%

Juan Manuel Rodríguez (5 jun 19)
Las elecciones del pasado domingo 2 de junio, dejan muchas lecciones que habrá que observar detenidamente con el objeto de intuir que puede pasar en las próximas para la sucesión del próximo gobernador del estado de Aguascalientes.

El primer dato sobresaliente y preocupante fue el desden de la ciudadanía para acudir a las urnas, donde las causas pueden ser diversas y la más habitual es que las elecciones intermedias siempre han sido de menor atractivo, pero también influyen desde la personalidad de los candidatos y su incapacidad para presentar verdaderas propuestas con programas atrayentes para solucionar los principales problemas urbanos, el creciente rechazo a la partidocracia, entre otros, al grado que el promedio de votantes no alcanzó siquiera el que acudieran, cuando menos en Aguascalientes, casi 4 (38.9%) de cada 10 de la lista nominal. Y este porcentajes es bueno comparados con las otras 5 entidades en que hubo elecciones, pues algunas apenas rebasaron el 20 y otras el 30 por ciento.

Ni siquiera la que encabezó las encuestas, María Teresa Jiménez, pudo obtener el éxito de su primera elección de hace dos años y medio, donde logro poco mas de 117 mil votos y ahora sólo 105 mil sufragios no obstante el presumir haber hecho un gran papel en su reciente administración. Así, efectivamente logró el 50.1% de quienes acudieron a votar, pero eso significó sólo el 16 por ciento de la lista nominal de sufragantes. lamentable para quien se dice la mejor carta para gobernarnos. Contundente que los premios logrados por el Ayuntamiento, no lograron superar los reales rezagos que en materia de servicios públicos registran los ciudadanos de barios, colonias y fraccionamientos. La propaganda oficial municipal y de campaña no cumplió su cometido.

El desorganizado partido de Morena, con el monrielismo incrustado con la parentela no sólo en Aguascalientes, sino en toda la región y a través de “su” representante Alejandro Rojas Díaz Durán en Tamaulipas, Pueblas y otras entidades,  y el consecuente choque con la dirigente nacional Yeidkil Polenvsky. no hizo mucha mella y Arturo  Ávila logró el 24% de los votos, lo cual no es poca cosa para un nuevo partido de izquierda al que le llegó el lastre de los priistas que acababan de contribuir a la derrota de Lorena Martínez, además, en el gran conglomerado panista hidrocálido en el poder que, en esta ocasión se llevó 5 de los 11 municipios incluida la capital.

Otro izquierdista, el filósofo Iván Sánchez Náiera (que en la anterior LXIII Legislatura  se convirtió en el mejor legislador por el número de iniciativas presentadas y aprobadas como la de participación ciudadana, el referéndum, la revocación del mandato, etc) que ahora desarrolló una campaña sui generis y le permitió cuadruplicar la votación de 1.9% lograda por el PRD en la anterior elección y llevarlas al 7.9%, arrojando al PRI a la cuarta posición en la capital. Iván Sánchez espera lograr algunas dos regidurías para su partido y además mejorarán las finanzas partidarias al superar la votación del PRI.


Es la izquierda que viene y que Morena, si se prepara debidamente armando un buen liderazgo o cuando menos un candidato de atractivo natural y popular, podría dar la sorpresa a Juan Antonio Martín del Campo quien parece ser el más seguro candidato a la gubernatura (ya “se la debían” y lo hicieron esperar en la antesala del Senado), aunque algunos todavía esperan que María Teresa termine su segundo periodo para lanzarse a la gobernatura, aunque dicen los que saben de esto, que ya está armado que será Juan Antonio y que ahora será María Teresa la que pasará al Senado.

La derrotas del PAN en Baja California y Puebla con éxitos de Morena, no se ven tan dramáticas por las posiciones que en estas desangeladas elecciones de 2019 logró el panismo, pero sí será necesario observar al detalle para constatar que termina una época que inició, si recordamos, en la etapa Salinista quien tuvo que caer en las llamadas “concertacesiones” para legitimarse. severamente presionado por el PAN y recordemos también que Aguascalientes en 1988 y Baja California en 1989 pasaron a manos del panismo, y ahora, transcurridos 30 años, Baja California toma otro derrotero. precisamente cuando Morena acaba de registrar uno de las más impresionantes triunfos electorales que, seguramente, provocarán profundos cambios en el panorama nacional

En nuestra entidad, veremos los efectos precisamente en 2024, cuando los ciudadanos deberemos tomar una decisión importante, no sólo con miras a los partidos, sino en los cambios que se están registrando y que deberemos analizar a conciencia para emitir nuestro voto a favor del devenir en favor de la sociedad hidrocálida.






« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario