Las Últimas

Dropdown Menu

31 mayo 2019

NXIVM: ¡También esclavizaban a hombres!
by MercadoInterno - 0




Balconeando
Francisco Rodríguez

NXIVM: ¡También esclavizaban a hombres!

La cloaca de NXIVM es inmensa. Siguen saliendo más porquerías, que ya no son sorpresas, porque la dizque organización de autoayuda es una verdadera Caja de Pandora. Aberraciones inventadas por Keith Raniere, quien está siendo juzgado por una corte federal, en Brooklyn, Nueva York, por varios delitos, entre ellos, trata de personas, tráfico de niñas, abuso sexual, lavado de dinero, y curiosamente todo ello relacionado directamente con Emiliano Salinas Occelli, hijo de Carlos Salinas, quien fuera el representante y co-conspirador de Raniere en México.
Como ya se ha balconeado aquí, existía (o existe) el grupo JNesspara mujeres, de donde se desprendió el grupo DOS, Dominante sobre Sumisa, que fuera instrumentado por Loretta Garza y Lauren Szalzman para, a través de esa agrupación, reclutar mujeres para el gusto, el uso y disfrute del amo Vanguard, como motejaban a Raniere. Pero también para su disfrute, inventaron la Sociedad de Protectores (SOP), grupo exclusivo para hombres.
Para ser incluido en  este exclusivo grupo (al que forzaban a los participantes de ESP a pertenecer), debería pagarse la mínima cantidad de 50 dólares mensuales.  Sí leyó usted bien. Por mil pesos mensurales, los jóvenes ávidos de estar cerca de la dizque élite, pagaban por tener adoctrinamiento, ejercicios extenuantes y simulacros de preparación similares a los que tenía el Dominante Sobre Sumisa.
Claro que Raniere no tenía relaciones sexuales con ellos, pero sí les hacía dudar de su sexualidad, convenciéndolos de cambiar de carril con sus propios compañeros --cual habría sido el caso de Emiliano-- o, el de seducir y llevar a la cama a la esposa de cualquier otro miembro de la secta.
El control de Raniere sobre sus esclavos varones era tal que, por ejemplo, les enviaba mensajes que obligadamente tendrían que responder de inmediato.  Cosa que era algo cotidiano a cierta hora. Pero también habría simulacros de preparación que podrían ocurrir en cualquier momento del día o de la noche, por lo que los miembros de SOP, o Sociedad de Protectores, siempre tenían que estar alerta, en modo de espera.
Los supremos eran Keith, en Nueva York, y Emiliano, en México. El concepto de “colaterales” o garantías de que no defeccionarían se introdujo en SOP, pero a diferencia de las fotos de desnudos, o las escrituras de la casa de los padres, que proporcionaron las mujeres de DOS, la garantía era su tarjeta de crédito --pagada por papi--, de la que Raniere extraía dinero si el "protector" no cumplía a cabalidad lo que se le ordenaba o lo que había prometido.
Y como los requerimientos eran extremos, la mayoría no podía cumplir y, así, perdían dinero, mismo que se iba a las arcas del mal llamado Vanguard. ¿Cuáles eran las exigencias de este modelo de negocios?  No era precisamente ver si aguantaban sin respirar 20 minutos bajo el agua sin respirar.  Era, como se dijo líneas arriba, hacer dudar a los hombres de su sexualidad o de hacerlos conquistar a la esposa de otro espiano.
Alas de hada para los hombres… o tablazos
SOP Complete, otro programita de capacitación especial que estaría abierto tanto para hombres como para mujeres, incluía disciplina y… novatadas. La idea básica detrás de SOP Complete fue que las mujeres fueran mimadas y consentidas durante toda su vida y alejarlas de la dura y triste realidad.
Este SOP Complete es uno de los programas de ESP México. De seis días de duración. La idea es la de dar a las mujeres la experiencia de ser un niñas pequeñas en el mundo de los hombres. Por ejemplo, a menudo se les decía que "se levantaran y dejaran de llorar". Tenían que sentarse derechas y separadas. Se utilizan tablazos como castigo, si no cumplían con los ejercicios. Las consecuencias iban desde apodos y disfraces como alas de hadas y tiaras de princesas a los hombres, hasta golpes con tablas o correas.
En Nueva York, Clare Bronfman --la heredera de Seagrams-- tenía una correa de cuero para usar en caso de alguna falla. Con esto también se demostraría que ella estaba a cargo de las cosas. Esas eran las decisiones y los adoctrinamientos de Raniere.
En estos programas para hombres eran Emiliano Salinas y Alejandro Betancourt quienes capitaneaban el modelo en México. Aquí los nombres cambian. Cecilia Salinas Occelli, hija del Innombrable, era la ejecutora, equivalente a Clare Bronfman en Nueva York.
La ejecutora: Cecilia Salinas Occelli
Cecilia Salinas ha sido la perseguidora oficial en contra de las desertoras de ESP o de DOS, o de todos los programas de JNess. Cecilia Salinas ha empleado como amenazas el publicar los colaterales o garantías --imágenes de desnudos o de simulación de actos sexuales-- de personas que dejaban el club exclusivo de mujeres, quienes ya no podían o no querían continuar en los grupos por algún motivo.
Ya porque les habían exprimido sus finanzas, las de sus padres y las de sus hijos. Ya porque no comulgaban con algunas de las prácticas del sistema Raniere o, simplemente, porque asustadas y avergonzadas de lo que las obligaban a hacer, deseaban seguir con su vida. A pesar del intenso lavado de cerebro al que inducían a todos los 16 mil miembros de la secta, en algunos cabía algo de cordura y restos de principios y querían dejar de participar.
Era Ceci, como se le conoce en el mundillo espiano, quien la responsable de ir seleccionando a las “piezas” del arcoíris JNess, que deberían potencializarse con la oferta de estar en el círculo exclusivo de Raniere.
Raniere las obligaba a adelgazar
En sus declaraciones ante la Fiscalía de Brooklyn, Mark Vicente, el primer hombre detractor de la secta quien está colaborando con el gobierno estadounidense como testigo protegido, cree que SOP Complete “fue creado para ayudar a las mujeres a sentirse más fuertes”. Pero notó que “ellas se iban enconchando, metiéndose dentro de sí mismas cuando a partir de que fueron sometidas a golpes”. “las mujeres obedecían a los hombres de una forma peligrosa. Las quebraba emocionalmente.  No fue una buena experiencia para ellas, y creo que tampoco para ellos”, testificó en el banquillo de los acusado Mark Vicente en Brooklyn.
Dentro de la declaratoria de Vicente, que duró dos días, externó su preocupación por ver que durante esta época se veía una obsesión con el peso entre las mujeres. Se pusieron pálidas y poco saludables,  siempre comían los mismos alimentos bajos en calorías. Se veían terribles. Podías ver sus huesos.   Se veían cansadas y desnutridas.
Todas ellas, mexicanas o no, serían manoseadas y besadas en la boca por Keith, quien entre toda esa miseria, arrastró sin misericordia alguna a varios de los integrantes del grupo SOP Complete a ejecutar actos de vejación y de vergüenza humana.
¿Y de las almas?
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario