Las Últimas

Dropdown Menu

02 mayo 2019

Creció Ags 8.5% anual en el 4º trimestre de 2018 y 4.5% promedio en todo ese año
by MercadoInterno - 0




 

Con desaceleración económica al inicio de esta gubernatura, tardó dos años crecer al nivel en que recibió la administración

 

El Plan Nacional de Desarrollo ante la disyuntiva de la economía de mercado o economía mixta que nos dio crecimientos del 6.5%

 

Juan Manuel Roddrígjuez (1 mayo 19)

Aguascalientes registró un crecimiento en su actividad económica de 8.5% en octubre-diciembre de 2018, comparado con el mismo período del año anterior,  ocupando el segundo lugar nacional entre las 32 entidades federativas del país, después de Baja California Sur que alcanzó primer lugar con el 8.9%. Los datos corresponden al Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE) divulgado por INEGI, y que pueden considerarse preliminar de la tendencia del Producto Interno Bruto por Eestado (PIBE).

 

 Acumulados los cuatro trimestres de enero a diciembre del año pasado, ITAEE informa que Aguascalientes creció un promedio de 4.5 por ciento en 2018, similar a la difícil meta esperada a nivel nacional por la 4ª Transformación morenista, reto aceptado cuando la administración de Peña Nieto dejó al finalizar 2018 con la más baja inversión pública y a la mitad del país, entre 15 y 17 entidades federativas, con retrocesos graves en materia industrial, números rojos por falta de una política adecuada para esta primordial actividad económica.

 

No debe sorprender, pues, que INEGI  informe a 120 días del nuevo gobierno federal, que en el primer trimestre de este año comparado con el trimestre previo, la administración de Andrés Manuel López Obrador sí creció, pero desaceleró en (-)0.2%, de 1.5 a 1.3% de su Producto Interno Bruto (PIB), estadística que da pie para que la información mediática de inmediato la compare como la peor caída desde la de Zedillo, cuando enfrentó la severa crisis de 1995.

 

El actual gobierno estatal de Aguascalientes, no obstante su buena posición económica junto con los estados del Bajío, tardó prácticamente dos años en recuperar el nivel de crecimiento económico de 8.7%  de octubre-diciembre de 2016, con el que recibió la administración. Aunque creció 11% el primer trimestre de 2017, el inicio del actual gobierno estatal, en el segundo trimestre de abril-junió se desplomó la economía al 1.1%, enorme desaceleración en la que tardó 7 semestres para llegar al 8.5 en el último trimestre de 2018.

 

Sorprendió el desplome económico de 11% a sólo 1.1% del primero al segundo trimestre de 2017, pero inició un lento pero persistente empeño para recuperarse de ese desastre coyuntural y fue hasta julio-septiembre de 2017 que llegó a poco más del 5% de avance económico y finalmente al 8.5% el último trimestre de 2018.

 

Retos de 2019: severo régimen austero

federal y peligro de una recesión mundial

 

Esperábamos el Plan Nacional de Desarrollo que legalmente debía ser presentado al Congreso el último día de abril (hoy se empezó a divulgar), sin embargo, trasciendió que hubo una dura discusión en el Gabinete Presidencial entre los inclinados hacia una política de economía de mercado y los que añoran la economía mixta (encabezados por AMLO) que en el “desarrollo estabilizador” nos dio crecimientos hasta de 6.5% anuales (y que tan buenos resultados está dando a China) y, en medio de ambas posturas, se encuentra el aguascalentense Carlos Manuel Urzúa Macías, titular de Hacienda, quien por su experiencia en organismos internacionales, bien sabe qué es lo que se debe hacer y ahora sabremos quién ganó la discusión.

 

Al tiempo que se conoce el leve retroceso del PIB, se realizó la magna reunión de la Iniciativa Privada (el capital) representado por el Consejo Coordinador Empresarial, los representantes de los trabajadores (sector laboral o del trabajo), la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y del Ejecutivo Federal, quienes  plantean los cambios que implicará la Reforma Laboral para favorecer la democracia sindical y evitar los contratos colectivos de protección o de  sindicatos blancos (y que en materia salarial se impuso a través del T-MEC, así como el velado veto para que no estrechemos relaciones económicas con China) y, en principio hay un buen acuerdo generalizado para echar a andar la nueva alianza de todos estos sectores para cumplir con los objetivos de la 4T que requerirá fundamentalmente de la inversión privada en la infraestructura que generará los empleos que requiere el país, sobre todo en el Sur-Sureste nacional.

 

Los gobiernos estatales deberán estar preparados puesto que los tradicionales recursos del Ramo 23 que se negociaban anualmente, complementando las transferencias federales, ahora sufrieron una fuerte disminución aparentemente con la intención de presionar a las entidades federativas a incrementar sus recursos propios mediante contribución tributaria y no dejaron de mencionarse posibilidades de reimplantar el impuesto de tenencia vehicular ahora federalizado y  buscar la forma de reforzar el impuesto predial.

 

Lo cierto es que estamos en nuevos tiempos, con un nuevo modelo económico que analizaremos, austeridad oficial, inquietud mundial ante el peligro de recesión y al interior del país con dificultades para alcanzar el 4% de crecimiento económico, pero con la intención de todos los sectores para participar en este esfuerzo para lograr un real desarrollo social con estabilidad y equidad.

www.mercadointeno.com.mx    
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario