Las Últimas

Dropdown Menu

29 abril 2019

Profundos rezagos sociales, desigualdad ante tradicional visión de candidatos
by MercadoInterno - 0

Maria de los Angeles Moreno en comida ofrecida por el Club Primera Plana, Presidida por Juan Manuel Rodriguez





Desarrolladores inmobiliarios rebasan Códigos urbanos, chemtrails
fumigan la población y accidentes récord por controlado transito

Juan Manuel Rodríguez (29 abril 19)
En los momentos en que estamos en pleno proceso electoral  que, si bien es intermedio y de menor interés que en comicios presidenciales, es realmente definitorio por ser el primero tras después del arribo del primer régimen de carácter calificado de supuesto izquierdismo y que es más bien de tinte social, y colateralmente coincide con la lamentable pérdida de una mujer admirable, María de los Ángeles Morena Uriegas, quien, no obstante haber arribado a la política en la etapa salinista, destacó en la vida política y fue la primera mujer en ocupar la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional.

Poseedora de un recio carácter sustentado en los grandes valores humanos, fue crítica positiva del sistema, como economista valiosa consejera y advirtió a tiempo, sin ser escuchada,  del declive histórico en que había caído su partido (todavía, en etapa reciente, criticó la candidatura priista de Meade a la presidencia de la República) y cumplió como  dirigente partidista, como funcionaria federal y varias veces como legisladora.

Vale la pena recordarle cuando se celebran comicios en varias entidades y, sobre todo en Aguascalientes, se dirime en los municipios cuáles son los principales problemas que deberán enfrentar los próximos Cabildos. 

No es extraño que el primer tema a debate fue el del agua potable, que tan caro es para el sustento de la ciudad, otros candidatos plantean el de la inseguridad, como tema primordial, y así se desgranan vialidad y transporte, sustentabilidad ambiental y otros temarios que ya han sido objeto de múltiples discusiones en anteriores comicios, pero que son los mismos planteamientos de siempre y las presuntas soluciones esperadas y sin llegar. El caso CAASA Veolia es el más claro que se ha prometido cancelar la concesión y, para reelegirse, una de las candidatas ofrece que “ahora sí” se logrará aunque el municipio capital no parece estar preparado para asumir esa responsabilidad, aunque ahora surge la novedad de proponer una sociedad cooperativa con los usuarios y que CCapama se encargue de la administración, solución que suena más factible. Sólo faltaría que gane el que la propuso.

No se ven programas integrales elaborados o proyectos que enfrenten una mala planificación que nos dejó dos Aguascalientes totalmente diferentes. El tradicional centro histórico y colonias y fraccionamientos aledaños y la otra ciudad de la Zona Oriente, (el clásico east side urbano) con 450 mil habitantes cuyos rezagos evidentes nacieron desde su inauguración, pues carecían de espacios para la educación, el deporte, el esparcimiento y que ahora apenas se empiezan a atender en mínima parte, insuficientes aún para desterrar el rompimiento del tejido social, la desintegración familiar, sin servicios adecuados como el transporte o la seguridad, germen para la comisión de delitos o propicia para una juventud sin futuro y a merced de consumos y adicciones o agente del delito común que tanto se padece ahora.

La mitad de la ciudad fue una respuesta inadecuada a un fenómeno evidente de expansión urbana, producto del crecimiento económico moderno auspiciado desde la administración de Rodolfo Landeros, se mantuvo y que, en este decenio encontró su máxima expresión generadora de empleos crecientes, no bien remunerados todos, amplia inmigración laboral de otras entidades aledañas y demanda creciente de vivienda, sector inmobiliario privilegiados cuya construcción repercute en una cuarentena de industrias más.

Códigos Urbanos se modernizan, se adecuan a la nueva realidad y se planean para 2035, pero su letra es fácilmente superada por los intereses de desarrolladores inmobiliarios, algunos de ellos ex políticos que aprovecharon los efectos de las nuevas zonas urbanas surgidas dentro de los círculos concéntricos de los 3 anillos viales, tierras aprovechadas a precios bajos por quienes con conocieron la previa información privilegiada que se poseía de los proyectos urbanos futuros.

Crece la macrocefalia urbana pero no los servicios y el agua, el transporte, el alcantarillado, la vigilancia policiaca, en general todos los servicios que proporcionan los municipios, son insuficientes, hay rezagos, enorme desigualdad, agravada por los bajos salarios  de dos tercios de la población trabajadora. 

 En la campaña electoral hace nueve años, la candidata a la presidencia de la capital revelaba que de 2001 a 2005  la mancha urbana creció 20 kilómetros cuadrados,  mancha que según ella entonces tenía 12,486 hectáreas (o sea, unos 125 kms²), aunque el especialista Oscar López Velarde estimó que en realidad la mancha urbana ya era de unos 300 kms cuadrados (revista Mercado Interno No. 7  dic 2010).

Mas allá del 3er Anillo, surgen como hongos los”cotos” y se anuncian futuras ciudades al sur de la ciudad, “tierras de gigantes” y otros planes que hablan de un desmesurado crecimiento de la mancha de concreto urbana, pero los servicios siguen sin aumentar y de nada sirve discutir si el agua potable la administra el municipio o un concesionario si no se planea una solución integral, para no derrochar el agua y multar a quien la desperdicie, cambiar cultivos agrarios que consumen el 75% del líquido en cultivos, como la alfalfa que en unos kilos  cosechados se llevan miles de litros de agua.

En infraestructura se atiende generosamente las vialidades continuas sin semáforos y los conductores no bajan de 100  kilómetros por hora de velocidad y cualquier descuido termina en trágica volcadura y no sólo en los anillos, en pleno centro de la ciudad  con violación de las señales de alto, dobles filas, pero el auto es preferido por las obras públicas y no los peatones que ni servicios adecuados de transporte tienen y menos facilidades para cruzar avenidas.

Tenemos un auto por cada dos habitantes y la ciudad se expande para beneficio del auto, no del peatón.

Incluso se talan árboles para hacer pasos viales y en materia ambiental nunca he escuchado a funcionario alguno que habla de los chemtrails”, estelas de químicos que diariamente nos fumigan a toda la población y nadie protesta mientras que en Europa, Alemania y otras ciudades del primer mundo, se prohibieron porque disemina químicos dañinos a la salud humana. La crisis principal de Aguascalientes, es su desarrollo y los candidatos parece que se limitan a presentar ideas para resolver problemas aislados donde el desarrollo humano, la protección del tejido social se supedita a los intereses económicos de sectores.




« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario