Las Últimas

Dropdown Menu

26 septiembre 2018

Ags 1º lugar sexenal en industria y 2º en PIB en el ejercicio de E. Peña Nieto
by MercadoInterno - 0





Turismo de Baja California Sur y Q. Roo, e industria de manufactura
del Bajío (Ags, Gto, Qro y SLP) sustenta desarrollo de 2013-2018

El balance del crecimiento económico del sexenio Peñanietista que termina, si bien no variará mucho de los antecedentes de los tres decenios recientes, con promedios anuales de poco más del 2 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB), se logrará ahora gracias al crecimiento fundamental de dos sectores estratégicos que crecieron el doble y hasta el triple de ese promedio: el turístico en los enclaves de Baja california Sur y Quintana Roo, y la expansión manufacturera principalmente la centrada en la industria automotriz  de las entidades de la región del Bajío (Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí).

Un completo estudio que como primicia publicó el periódico especializado El Economista (25-IX-18), firmado por la periodista Camila Ayala Espinosa, nos da la exclusiva de la posición obtenida en su crecimiento económico en el período sexenal analizado (2013 al primer trimestre de 2018) por entidad federativa, colocando a Baja California Sur en primer lugar con un promedio de 6.1%; en segundo lugar nacional Aguascalientes con 5.9% de su economía; tercer lugar Quintana Roo con 4.9%, seguidos en cuarto lugar por Guanajuato, con aumento de 4.7%; quinta posición Querétaro con 4.6%, y sexta posición San Luis Potosí, con 4.1%.

Sin embargo, en el análisis del sector secundario o industrial, donde la región Bajío sobresalió de forma preponderante por encima de todas las entidades federativas del país, Aguascalientes ocupo el primer lugar nacional con un crecimiento económico industrial de 8.6% y comercio con 10.1%. En algunos trimestres el crecimiento industrial hidrocálido llego a los dos dígitos. El análisis reconoce que este comportamiento, aunado a la inversión de 2 mil millones de dólares de Nissan, se constituyó en la base para el mayor despegue del estado.

En segundo lugar de las actividades secundarias quedó Guanajuato con una variación anual de 6.6%, atribuido tanto a las industrias manufactureras con 7.5% de promedio y 9.7% en generación de energía eléctrica y distribución de gas. También sustentado en el avance del sector manufacturero, particularmente de las autopartes, Querétaro logró un crecimiento de 6.8%, y en el período sexenal de análisis, concentró 17.3% de la Inversión Extranjera Directa. 
Completa el top 6 el caso de San Luis Potosí cuyas principales actividades han sido las primarias o del campo (9.7%), industriales (5.0%), especialmente manufactureras (6.0%) y construcción (6.6 por ciento).

El estudio precisa que desde el sexenio anterior (2007-2012) de Felipe Calderón, la región del Bajío se había colocado dentro del top ten, es decir dentro de los 10 primeros lugares del avance industrial, y ahora consolidó esa posición dentro del top 6 en el régimen de Enrique Peña Nieto.

Acabar con la visión de dos Méxicos, el del
desarrollo económico y del estancamiento

Además de explayarse sobre la inversión extranjera directa (IED), con todo detalle en el Bajío, el estudio incluye amplias explicaciones de expertos e instituciones que hablan también de otras entidades del país, tanto del norte como del sur y sureste. Especialmente toca el tema de Tabasco y Campeche, tan afectadas por la crisis energética y la caída petrolera y que registran concretamente números rojos en su crecimiento reciente.

Lo cierto es que el país sufre una enorme división que orilla a muchos especialistas a referirse sobre los dos Méxicos, el del desarrollo y el del estancamiento y el rezago social. Es fácil observar en los trimestres recientes cómo entre 10 y 15 entidades federativas no sólo se han estancado en materia del sector secundario o industrial, sino que han caída en severos retrocesos que afectan más de un tercio y quizá hasta a la mitad de las entidades federativas.

Los discutidos prolegómenos o anuncios de un nuevo sistema de política de desarrollo, que naturalmente provoca desasosiego como ocurre con cualquier cambio, más con la tajante acción del anunciado en la nueva administración ahora en transición, genera inquietudes pero que, en el fondo tiene un objetivo muy claro para acabar con esa visión de los dos Méxicos, sobre todos con inversión oficial concreta que, como semilla, favorecerá la inversión privada que apoyará el desarrollo de las Zonas Exclusiva Económicas (ZEE), del sur y sureste del país, con proyectos concretos ferroviarios que abrirán amplia zona arqueológica maya tan admirada en todo el mundo y tan escasa en movilidad turística, o la apertura de una refinería totalmente nueva así como otros proyectos.

Pronto tendremos la presentación concreta, ya con ajustes determinados, de los cambios que se vienen en la nueva transformación general del México del siglo XXI que, esperamos no sea gatopardista para que todo siga igual. (JMR)


« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario