Las Últimas

Dropdown Menu

20 agosto 2018

Gasto federalizado por 2 Billones a los estados y municipios a ejercer en 2018
by MercadoInterno - 0





Por escandaloso saqueo investigan a múltiples ex gobernadores;
Rechazan superdelegados y aducen que rompen el federalismo

Juan Manuel Rodríguez   (20-VIII-18)

Para gran fortuna del momento democrático que vive el país, los 5 meses de la transición del poder han permitido una abierta y enriquecedora discusión y acalorado debate público provocados sobre los temas de la 4ª Transformación nacional (austeridad, anti-corrupción y reconciliación nacional en el centro, junto a amnistía, descentralización admninistrativa, aeropuerto, pensiones, etc.) entre otros presentados por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Los superdelegados y coordinadores federales no pueden quedar fuera de esta discusión, puesto que se ha centrado más en efectos políticos, ya como ariete contra el federalismo, un poder paralelo al del gobernador o su influencia para favorecer a Morena en futuras elecciones, pero minimizan o soslayan otros factores importantes, como la austeridad y anti-corrupción.

Está desde luego la necesaria reducción burocrática o la enorme corrupción. No se menciona, por ejemplo, que este año cerca de dos Billones de pesos (Dos millones de millones de pesos), casi un tercio del gasto total, fueron presupuestados para los gobiernos estatales y municipales.

En la PGR, hay más de 15 ex gobernadores en capilla investigados, prófugos o detenidos por muchas acusaciones de saqueo de las arcas con recursos federalizados. Incluso ahora mismo. algunos gobernadores en ejercicio (Hidalgo, Edomex, Sonora, Veracruz) propusieron cambios en sus Legislaturas o reestructuras a deudas públicas, previo al arribo del gobierno de AMLO, por algo será.

Esos dos Billones de gasto federalizado, están destinados a varios conceptos, el 46% a Participaciones federales, que por ser ingresos propios de los estados, son de libre disposición por parte de los gobiernos estatales, pero que recientemente se dispuso que sean supervisados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF); el 42% se destina a las Aportaciones federales que son recursos condicionados, o “etiquetados” en la aplicación en las funciones estratégicas de las entidades federativas, como en Educación (incluidos gastos operativos y la nómina que fue centralizada para evitar que siguieran abusando gobernadores de dichos recursos), Salud (recuerden el seguro popular), Seguridad Pública (otro renglón muy afectado por desvíos), incluidos los 8 Fondos como el de Infraestructura Social Municipal, entre otros.

Los delegados “no tienen la facultad de manejar recursos presupuestales, sino de supervisar programas, planes y obras de desarrollo”, vigilarán la aplicación presupuestal con efectividad sobre todo en los sectores más desfavorecidos de la sociedad y como coordinadores en la aplicación del gasto federalizado.

Con anti-corrupción, AMLO aumentó
 60% la tributación del DF en solo 120 días

La visión de Andrés Manuel se basa en su experiencia exitosa de la política tributaria que aplicó hace 18 años en el Distrito Federal, lo que dará respuesta a la inquietud generalizada sobre de dónde saldrán los recursos para tanto plan de infraestructura que ha prometido el presidente electo de México.

Andrés Manuel tomó posesión del Gobierno del DF en diciembre de 2000 y en el primer trimestre de 2001, multiplicó los  ingresos tributarios sin aumentar los impuestos sólo indexándolos a la inflación, ni creó nuevos. El informe de las finanzas públicas de enero-marzo de 2001, que publicamos en nuestra edición del periódico Comunal Metropolitano (del 29 de mayo de 2001, que ilustra este artículo), describe los siguientes resultados. 

En los primeros 90 días del primer trimestre, el Gobierno del DF informó a la  II Asamblea Legislativa del DF con cifras que pueden considerarse espectaculares: 7 millones de pagos en las 40 receptorías de la Tesorería capitalina, lo que significó un millón 259 mil más de pagos (21.3%) superior respecto al primer trimestre del año anterior; el padrón de contribuyentes aumentó en cerca de 500 mil más, lo que incrementó los Ingresos Propios por 8 mil 672.7 millones de pesos (2.6% de incremento); el impuesto predial 20.6% más y 63.5% más en control vehicular y el 60% en el pago de tenencia federal como local. Dada la recesión económica de entonces, el Impuesto Sobre Nomina sólo logró el 99.4% de su meta.

El informe reconoce que hubo una cobranza coactiva, así como mayor “presencia fiscal,” se analizó la revaluacion de casi 4 mil documentos para desarrollar auditorías y casi 20 mil inspecciones a contribuciones locales y el cobro de casi 8 mil créditos fiscales, todo lo cual incrementó la recaudación para superar los más de 8 mil millones de pesos.

Sin embargo, nuestra deformación profesional de reportero agudiza nuestro escepticismo y suspicacia y no podemos dejar de pensar que ese incremento en el padrón y en las contribuciones, no fue tal aumento, fue producto de evitar la corrupción mediante la vigilancia de los ingresos tributarios, y se debió a que desde el primer día de su gobierno cambió a  los titulares de las 40 receptorías de la Tesorería. Así que no fue un aumento de contribuyentes ni de ingresos, sino que ya existían sólo que los pagos de multas, derechos, impuestos y otros servicios, eran desviados y con la administración entrante de AMLO como Jefe del Gobierno capitalino, , se acabo con ese negocito de malos funcionarios.

Algo similar (pero a lo bestia), pasará ahora a nivel federal con los delegados federales en cada entidad federativa, para la vigilancia estrecha de los recursos federalizados, lo que será en beneficio de la sociedad, sobre todo la más desvalida.






« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario