Las Últimas

Dropdown Menu

02 julio 2018

Arrasó AMLO: 53.8% en el conteo rápido y quizá logre mayoría en el Congreso
by MercadoInterno - 0





¿Reconciliación? Apresurados competidores aceptan su derrota
 y felicitan a AMLO; igual perdedores de CDMX con Sheimbaun 

Juan Manuel Rodríguez   (1 jul 18)
El excepcional e histórico acto ejemplar de responsabilidad cívica demostrado en el proceso electoral por el pueblo mexicano, no sólo ratificó y rebasó la evidente ventaja del puntero Andrés Manuel López Obrador con una tendencia preliminar del voto entre 53.0 y 53.8 por ciento del Conteo Rápido, sino que sorprendió un inusitado e inmediato reconocimiento de su derrotas, primero del candidato priista José Antonio Meade, seguido de los otros contendientes “El Bronco” Rodríguez Calderón y de Ricardo Anaya, quienes en un acto de civilidad poco acostumbrada entre nuestros políticos, felicitaron al virtual triunfador. Script que repitieron a nivel de la Ciudad de México, Alejandra Barrales y Mikel Arriola, reconociendo el triunfo de Claudia Sheimbaun, de Morena.

Actos de solida vocación democrática, como el mínimo abstencionismo y afluencia de sufragantes que ronda el 70 por ciento, incluyó la felicitación con llamada telefónica del presidente Enrique Peña Nieto quien expresó su total ofrecimiento de apoyo a López Obrador.

 Éste, al anunciar en su discurso ese contacto con Peña Nieto (nombre que ahora fue escuchado por miles reunidos en el zócalo, con respeto y sin abuchear, según observó un analista), anunció que este martes será recibido en Palacio Nacional para tomar los primeros acuerdos para el procedimiento de entrega-recepción, anuncio recibido con aplausos por el pueblo reunido esta medianoche en el Zócalo.

Todos estos detalles, incluidos los mensajes de felicitación --no nos referimos al de Donald Trump--, sino de expresidentes como Fox y del innombrable Salinas de Gortari, tienen un significado que no pasó desapercibido por acuciosos observadores, como no muy comunes en el habitual trato de nuestra clase política, sobre todo tras una agresiva campaña entre los contendientes, y lo interpretan como ingredientes quizá para la  incipiente reconciliación anunciada

Sin embargo, la fiesta democrática que con tanta alegría celebró la población votante, tanto en la casa de campaña de AMLO, como en la Alameda frente al hotel, a lo largo del recorrido y en el propio zócalo, sin duda refleja la satisfacción de haberse dado el primer paso exitoso en su firme determinación de lograr un cambio para dejar atrás a una clase política que tan repudiado había caído.

Además de que es el inicio de una evolución política pacífica hacia el desmantelamiento del viejo régimen hundido en la peor y cínica proliferación de la corrupción, violencia, inseguridad e impunidad de la reciente historia nacional.

Si bien es cierto que logró AMLO superar en votación a sus contrincantes (frente al 53.8% de AMLO, Anaya quedó entre 22.1 Y 22.8%; Meade entre  15.7 y 16.6% y Bronco entre 5.3 y 5.5%), la preocupación de los partidos en que también Morena podría consolidar lo que ya pintaba esta noche, la superioridad en las Cámara de Diputados y el Senado, con mayoría, aunque no sería calificada, pero los Partidos no ven cómo podrían ser contrapeso ante un “carro completo” federal, el PRI de capa caída, el PAN dividido, el PRD difuminado, por lo que tendrían que reorganizarse para conformar un verdadero contrapeso al nuevo gobierno si consolida los triunfos previsibles.

Por otra lado, si bien AMLO en su discurso precisó algunas cuestiones de su política económica, generando la confianza en el sector privado, en los inversionistas y ratificando una serie de ofrecimientos económicos a adultos mayores, que duplicará, estudio y trabajo a los jóvenes y otros más, los analistas ven que podrían ser demasiadas expectativas que quizá no podrían cumplirse, dado que las ofreció para aplicar desde el inicio de su administración, y podrían convertirse en una frustración si no se ejecutan.

Mientras, instituciones financieras del exterior han comentado ampliamente los diferentes escenarios para la nueva administración, y no ven, por lo pronto, una crisis, aunque reconocen que inicialmente podría verse un freno en el crecimiento de menos medio punto o un punto en el Producto Interno Bruto (PIB) si se cancela el TLCAN, pero luego otean una recuperación a mediano plazo, según análisis de anteriores cambios de régimen.

Al interior del país el Consejo Coordinador Empresarial que preside Juan Pablo Castañón ya expresó su opinión de que se trabajaría de consunno con el nuevo gobierno en favor del desarrollo económico, pues hay visos de que habrá apoyo a la inversión nacional.

AMLO dio a conocer nuevos nombramientos que refuerzan el gabinete original que había ya anunciado, lo que significa  y así lo ofreció, que empezará a trabajar todos estos 5 meses de espacio entre su declaración de presidente electo y la toma de posesión el 1 de diciembre próximo. Las expectativas ofrecidas son múltiples y todos esperan que se cumplan sin agravar las cuestiones aumentando impuestos o solicitando más deuda externa que está al límite y, la propuestas es que mediante la austeridad, la reducción de sueldos a los altos funcionarios y fundamentalmente la lucha anti-corrupción, como lo hizo ya con éxito en el antiguo Distrito Federal, le permitirán cumplir sus promesas de campaña.

www.mercadointerno.com.mx



« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario