Las Últimas

Dropdown Menu

12 junio 2018

La decisión el 1 de julio, influenciada por 16 millones de votos “volátiles”
by MercadoInterno - 0






Esperan último debate más álgido, lo mismo que en “guerra sucia”;
Empleados del municipio panista piden copias de la tarjeta electoral

Juan Manuel Rodríguez   (12 jun 18)

Ante la trascendencia de la actual sucesión presidencial y de todo el proceso electoral, incluidos Congresos de la Unión y de estados, varios gobernadores y municipios, parece que la “guerra sucia” adquirirá niveles sin precedentes y  es lo que estamos viviendo en la recta final, previa al al 1 de julio, incluido, pero que podremos verla más álgida después de lo que veremos esta noche en el último debate.

Las masivas llamadas telefónicas infamantes contra el candidato puntero –de la que se han desligado las empresas AT&T y Teléfonos de México— y que pareciera que nadie quiere dar con el origen de esos ataques, los exagerados spots agresivos son la mejor prueba de esta guerra donde los cargos públicos no son el objetivo, sino que estamos en una profunda lucha por el poder.

Quizá lo más destacado fue el  encuentro López Obrador-Consejo Mexicano de Negocios, donde éstos  reclamaron haber sido calificados de rapaces a lo que, según trascendió, AMLO a su vez, les recordó que a él tampoco le gustaba que lo tacharan de Chavista y equiparable a Maduro, entre otros epítetos como el de populista.

Cuando menos el encuentro privado tuvo un final feliz tras “limar asperezas”, dijo AMLO, y hasta con abrazo a Claudio X. Gonzalez y declaraciones públicas de otros respecto a que se trabajará conjuntamente para buscar el desarrollo del país, incluso si triunfa la coalición “Juntos haremos historia”.

El supuesto desvio “por error” de paquetes con boletas procedentes del exterior entregados en direcciones diferentes ya están causando suspicacia porque, según Santiago Nieto, el fraude no se comete en las casillas, sino en el traslado de las urnas al lugar final para su conteo.

Todavía nos falta por ver qué más surgirá en estas últimas dos semanas de campañas, durante y después del debate de hoy, pues el partido-gobierno, como todos los regímenes en el poder, tienen necesariamente argucias, legales o ilegales, para defender su permanencia, desde luego en épocas de comicios electorales o fuera de ellos.

El caso Anaya puede ser otro emblemático en esta ocasión y resulta  grave que haya sido inicialmente la PGR la que cometió el error de interferir y aunque ahora el candidato frentista afectado acusa de un contubernio o acuerdo entre AMLO y Peña Nieto, seguramente se equivoca y no tiene base porque lo que se deduce es todas las acciones son para hacer a un lado a Anaya y favorecer a Meade hacia el segundo lugar en las encuestas. Es evidente la declaración de Barreiro, cuya filtración no es muy clara, que involucra a Anaya, lo que, sumado a la denuncia presentada por el senador panista Ernesto Cordero, deja al candidatos de la coalición frentista en muy difícil situación dentro de la contienda, lo cual se verá en el debate de esta noche donde Meade le puede dar la puntilla.

 Lo que señalamos desde el principio de las campañas, es que se buscaría bajar la posición de Anaya o hasta eliminarlo de la contienda para favorecer al candidato del PRI que, por ahora, va en el tercer lugar peleando por el segundo frente a Anaya, pero ambos muy lejos del primer lugar López Obrador.

Entre las medidas desesperadas, se menciona en CdMx que el PRI está pagando (o cuando menos ofreciendo) hasta mil 500 pesos por la copia de la credencial de elector, que no entendemos para qué sirve, pero por algo será pues incluso, aquí en Aguascalientes, nos dicen que empleados del municipio panista, también están pidiendo copia fotostática de las credenciales del IEE aunque sin ofrecer dinero (los conocedores nos explican que los que promueven el voto, utilizan esa copia para confirmar que sí están trabajando promoviendo a su partido).

Para Roy Campos, sólo un grave error por parte del puntero podría generar un cambio en la ruta de las tendencias, pero también que el voto de los votantes calificados de “indecisos” o "volátiles“, cambie en el momento de sufragar en las urnas. Ese grupo de volátiles, que están en todos los partidos, son los que declaran en la encuesta que votarían por tal o cual coalición, pero que al final, observan cómo van las tendencias, y cambian su decisión.

Ese grupo de volátiles es calculado nada menos que en 16 millones sufragantes, cuya inclinación del voto, al final, será la que decidirá quien será el próximo presidente de la República.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario