Las Últimas

Dropdown Menu

23 noviembre 2017

Disminuye en Aguascalientes 5.4% número de familias sin alcanzar la canasta básica
by MercadoInterno - 0





Importante incremento a quienes perciben salario mínimo
pero siguen muchos en la pobreza laboral; Coneval

Juan Manuel Rodríguez   (23-XI-17)

El anuncio del aumento al salario mínimo calificado como inédito por alcanzar casi el 10 por ciento (9.58% en concreto) al pasar de 80.04 a 88.36 pesos diarios, en realidad recibió comentarios encontrados, entre los que lo consideraron como importante avance en la recuperación del poder adquisitivo en el sector de más bajos ingresos, mientras que hubo cierta frustración para quienes habían hecho propuestas para que ese incremento fuera mayor.

No puede desconocerse que después de un prolongado período de varios decenios se mantuvo una política económica con premeditadas aplicaciones de contención a las remuneraciones laborales, esta medida adoptada ahora rompe con la precarización insistente del salario, cuando menos en los que están en ese rango con percepción del mínimo, que son casi un millón 300 mil trabajadores y que podría repercutir en los que están en un rango que perciben un poco más.

Pero también existen varios sectores que, definitivamente, no quedaron conformes con esta decisión de la Comisión Nacional de Salario Minimo (Conasami), como lo fue la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) que había propuesto una cantidad de 95 pesos y la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que propuso un salario mínimo de cien pesos y el propio Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera que ha seguido una política para acelerar el aumento a los salarios.

Lo cierto es que todavía estamos en muchos sectores y en algunos estados muy abajo para alcanzar la línea de bienestar con los ingresos que perciben los trabajadores mexicanos. No se puede dejar de reconocer que se está avanzando con el crecimiento en la creación de nuevos empleos y con el avance ligero en el ingreso salarial y mejoría lenta en el poder adquisitivo del salario pero todavía es muy alto el porcentaje de quienes no alcanzan a cubrir la canasta básica alimentaria.
Las cifras más divulgadas son en el sentido de que el ingreso nominal laboral creció en 45 por ciento en los recientes cinco años y que, en términos reales, es decir, eliminando la inflación, se incrementaron esas remuneraciones en 20 por ciento. Aunque, según las reclamaciones afirman que la pérdida del poder adquisitivo más reciente es casi del 75 por ciento.

Hay desde luego una buena recuperación, pero todavía es alto el porcentaje de quienes tienen ingresos por debajo de la línea de bienestar, aunque según Coneval en sus más recientes cifras observa buenos avances en grandes sectores del país, salvo en el sur y el sureste.
.
Por ejemplo, en la evaluación de Coneval del segundo trimestre de este año, observa descensos en su Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), que en el Norte del país sólo creció en dos estados, Chihuahua (6.2%) y Baja California (4.0%); pero decreció en 7 entidades de esa región.

Para nuestra región Centro-Occidente, donde se encuentra el Bajío, que es la zona que más nos interesa por encontrarse ahí Aguascalientes, el panorama es mejor pues el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), descendió en la mayoría de las entidades de la región, excepto en Querétaro, Michoacán y Colima, donde aumentó el porcentaje de familias que no tuvieron el suficiente ingreso para obtener la canasta básica alimentaria.

Coneval señala que, gracias a la solidez industrial de la región, el índice de las familias que  no alcanzaron con el ingreso familiar adquirir la canasta básica alimentaria, logró reducirse en Jalisco (-14.2%), San Luis Potosí (-12.7%), Nayarit (-7.7%), Zacatecas (-7.5%), Guanajuato (-5.6%) y en Aguascalientes (-5.4%); excepto en Querétaro donde el índice creció en 15.7%, también en Michoacán y Colima, cada uno con 3.0 por ciento, es decir, en ese porcentaje aumentó el numero de familias sin ingreso laboral suficiente para adquirirla canasta básica alimentaria.

Otros piensan que se puede aún aumentar más el ingreso laboral, pero creen que se espera realizarlo en época cercana a las elecciones, para utilizarlo como elemento promocional. No obstante estos criterios, en el fondo México está en un serio problema dentro de las conversaciones del TLCAN porque Estados Unidos y Canadá, así como sus sindicatos, exigen que el ingreso laboral de los trabajadores mexicanos, sobre todo los del ramo automotriz, están muy castigados y deben percibir mejores remuneraciones, de lo contrario no firmarán el Tratado porque están impedidos de competir con un país, México, ma l paga a sus obreros para atraer inversiones e incrementar su manufactura exportadora.
www.mercadointernomx.blogspot.mx



 Qro, la excepción del Bajío
Si bien la región centro–occidente aumentó el poder adquisitivo de su población al disminuir 3.2% a tasa anual el ITLP, tres estados incrementaron el porcentaje de hogares con ingresos laborales insuficientes para obtener la canasta alimentaria: Querétaro (15.7%), Michoacán y Colima (cada uno con 3.0 por ciento).
Al otro extremo se ubicaron Jalisco (-14.2%), San Luis Potosí (-12.7%), Nayarit (-7.7%), Zacatecas (-7.5%), Guanajuato (-5.6%) y Aguascalientes (-5.4%); es decir, la solidez industrial que han mostrado los territorios que componen el Bajío —excepto Querétaro— refleja una mejora en los ingresos del sector del trabajo.
omisión

El aumento al salario mínimo, dijo EPN es 20% real y 45% nominal al llegar a 88.20pesos diarios.
Los analistas consideran que lamentablemente no se avanzó como se quería para llegar al límite que marca el bienestar de los mexicanos, pero añaden que seguramente están esperando avanzar más para anunciar un triunfo en tiempos cercanos a las elecciones de 2018.

Hace 5 años era de 60 pesos (y la inflación?) de cuánto ha sido?)


En Canadá el salario mínimo oscila entre los 10 y 13 dólares canadienses por hora, es decir, unos 23 mil pesos al mes. En EU es de 7.25 dólares por hora, esto es, unos 20 mil pesos mensuales. Mientras que en México el salario mínimo es de apenas dos mil 401.20 pesos al mes.

Los salarios manufactureros entre México y EU mantienen una brecha muy larga. Se estima que en nuestro país el salario es 10% de lo que se paga respecto al vecino del norte.

Y en detrimento del poder adquisitivo del salario mexicano, cosa que no saben nuestros socios comerciales, es que en los últimos 30 años (el TLCAN lleva 25), en los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña el salario ha perdido 74.5% del poder adquisitivo.

México debe cumplir con los ocho acuerdos de la Organización Internacional del Trabajo y no utilizar la mano de obra barata como ventaja para atraer inversiones y robar empleos en la región.



« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario