Las Últimas

Dropdown Menu

09 octubre 2017

Otra noche en tinieblas, 23 años después
by MercadoInterno - 0



Textos en libertad

Otra noche en tinieblas, 23 años después

José Antonio Aspiros Villagómez

A medio siglo del asesinato de Ernesto Guevara de la Serna.
Y en memoria de mis estimados colegas recién fallecidos
Roberto González Pérez, Ignacio Zúñiga y Eliseo Lugo Plata

         Los terremotos de septiembre en México dejaron pérdidas humanas y materiales, y dolor que aún no ha menguado. Hicimos una visita de 48 horas a la Ciudad de México para actividades en la colonia Juárez, que es una de las muy dañadas por la sacudida del día 19 y donde pudimos ver un poco de la tragedia en la metrópoli.
         Dice una información del portal Almomento.mx que la delegación Cuauhtémoc de la capital del país se encuentra sobre una falla geológica y 24 de sus 33 colonias están en los niveles alto o medio de vulnerabilidad. A esta segunda clasificación pertenece la colonia Juárez.
         En un recorrido nocturno por la misma, en su parte bautizada por el artista José Luis Cuevas como “Zona Rosa” encontramos calles cerradas y llenas de escombro, edificios dañados, comercios con avisos de suspensión de actividades o reubicación provisional, y la vida nocturna trastornada. Había más tarjeteros que clientes potenciales para esos espectáculos de la noche que pasan del rosa al rojo.
         El tecleador sintió tristeza al ver ese pequeño tramo de la Ciudad de México. O, más bien, de lo que queda de ella porque, entre sismos, gobernantes, constructores y comercio callejero, se han encargado de desfigurarla.
         El viaje fue para presentar el 5 de octubre una ponencia en la Academia Nacional de Historia y Geografía (ANHG), ubicada en la calle de Londres muy cerca de una parada del Metrobús sobre Insurgentes, esa otrora espléndida arteria hoy con muchos tramos deprimentes en las cuadras cercanas a la glorieta donde se cruza con la avenida Chapultepec.
         Ya es irreconocible y poco atractiva nuestra ciudad natal y residencia durante más de siete décadas. Pero la visitamos por el motivo mencionado y valió la pena porque logramos reunir a la familia y los amigos, hacer nuevas amistades y alcanzar un peldaño más en la búsqueda de nuestro lugar en el mundo.
         A media presentación de la ponencia hubo un apagón en toda la zona y fue necesario terminar la lectura y llevar a cabo la ceremonia solemne de ingreso a la Academia, con la ayuda de muchas linternas de teléfonos celulares que siguieron encendidas hasta la mitad del brindis, cuando regresó la luz.
         Al tecleador le pareció mucha coincidencia, y así lo mencionó a los presentes, que casi exactamente 23 años antes, el 7 de octubre de 1994, hubo otro corte de energía eléctrica durante la presentación de un libro con textos suyos: 25 años en la información, publicado por la agencia noticiosa Notimex con motivo de su XXV aniversario. Según la crónica que escribió el reportero de Cultura de dicha institución (http://www.notimex.gob.mx/ntxnotaLibre/426001), esa fue “la anécdota que ha quedado para la posteridad”.
         Y, como casualidad, su charla de esta ocasión también fue acerca de la Agencia de Noticias del Estado mexicano (Notimex) y la trayectoria de otras empresas similares.
La ceremonia de 1994 tuvo lugar en otro rumbo muy castigado por los sismos: la colonia Roma. Concretamente, en la Casa Universitaria del Libro, en contraesquina del templo de la Sagrada Familia, donde reposan los restos del mártir Miguel Agustín Pro y cuenta con un museo que exhibe sus reliquias, incluida una de primer grado que fue obsequiada al papa Francisco en su viaje a México y que tuvimos la oportunidad de conocer muy de cerca en una visita al sitio.

         Nuestra ponencia del 5-X-17 sobre un tópico de la historia del periodismo tuvo como presentador al médico y escritor Ulises Casab Rueda, vicepresidente de la ANHG. Y el 7-X-94, quien hizo los comentarios sobre lo que tecleamos entonces, fue el subsecretario de Gobernación en esa época y más adelante rector de la UNAM y actual secretario de Salud, José Narro Robles.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario