Las Últimas

Dropdown Menu

02 octubre 2017

MEDICINA NATURISTA AMPLÍA SU ESPACIO ANTE MERCADO FARMACÉUTICO ABUSIVO SIN CONTROL
by MercadoInterno - 0



Aplauden los ciudadanos más vulnerables de la sociedad
que ISSEA planee crear un centro de medicina alternativa

Juan Manuel Rodríguez  (2 oct 17)

Sin duda alguna, el anuncio hecho por el secretario de Salud Sergio Velázquez García, para constituir en Aguascalientes un Centro de Investigación de Medicina Alternativa (El Heraldo, 1  oct. 17), es un paso visionario que  parte de una realidad insoslayable: ante el abierto abuso sin control en el precio de los medicamentos, que algunos difieren hasta en 500 por ciento entre una farmacia y otra, incluso sucursal de la misma empresa, y no se diga sobre todo en los medicamentos de patentes y controlados extranjeros, ha generado un avance inusitado e incontenible de la medicina alternativa, principalmente de la naturista herbolaria, por ser más accesible a los bolsillos de los mexicanos. (ENIGH 2016 señala que CDMX gasta promedio diario por hogar 13 pesos en salud, Chiapas 4.5 pesos, Aguascalientes gasta promedio de 8,97 pesos  al dia en salud, por hogar). 

En cuestión de precios, las diferencias son realmente escandalosas y sin autoridad visible que ejerza un control sobre este mercado tan sensible para la salud de los sectores menos favorecidos de nuestra comunidad, lo que ha generado, como lo señala el funcionario, la proliferación de la medicina alternativa, no sólo la herbolaria naturista seria, sino la magnetoterapia mencionada por el funcionario, la kinesiología, la iridología y otras más y hasta los expendedores de artículos “milagrosos” que sólo son un fraude o que pueden ser dañinos.

Tiene razón el Secretario de Salud Velázquez García al señalar que “es claro que la medicina científica tiene sus bases en la medicina natural, de ella se extrajeron sales y sustancias que derivaron en los medicamentos y prácticamente todos ellos provienen de una planta, un cactus u otra especie”, y su aplicación puede combinarse, o no, con las técnicas de la medicina alópata, donde ya existen casos, aunque advierte que, en oncología, la recomendación es que los pacientes la combinen con la medicina tradicional alópata, para obtener mejores resultados y evitar una recaída en el padecimiento de cáncer.

No existe inconveniente científico en la combinación de ambas prácticas medicinales tradicionales, la naturista y la alópata. El naturópata Ricardo Rodríguez Calderón, en su tesis menciona que la primera universidad de fitoterapia se fundó en Cuba, y en México Erick Estrada, de la Universidad de Chapingo es uno de los doctores más famosos en América Latina, incluso con reconocimiento de las Naciones Unidas y uno de los incansables investigadores de la medicina naturista.

Rodríguez Calderón señala en su tesis que “la medicina convencional  requiere ser complementada con la natural para ser más completa teóricamente y más eficiente en la práctica y se dirija la medicina como totalidad”.

Por los años 40s, en la escuela primaria leímos del virrey de la Nueva España que, a fines del Siglo XVI o principios del XVII, tuvo que tomar una decisión salomónica entre los arrogantes médicos llegados de España, que exigían se les negara a los chamanes indígenas ejercer sus conocimientos de medicina autóctona herederos de milenaria tradicional experiencial, incluso recogida por los tlacuilos en sus códices.

Recibidos en palacio, ante la burlona sonrisa de nobles y funcionarios llegados de la península, la prueba empezó y el más viejo de los indígenas sacó de su morral de yute una ramita y la dio a oler a un joven y fuerte natural que venía con ellos. El autóctono empezó a sangrar por la nariz y el veterano chamán pidió a los doctos médicos españoles que detuvieran la hemorragia. Tras vanos intentos, consultas entre ellos y evidente fracaso, el anciano chamán, ante la debilidad del mancebo conejillo de indias, pidió detener la prueba a lo que accedió al virrey. El viejo sacó otra yerbita de su morral, la dio a oler al joven, y la hemorragia se detuvo. El virrey dio orden que se les permitiera a los naturales seguir con su tradicional costumbre de atender sus enfermedades con la medicina natural.

Quizá no con la misma arrogancia de aquellos doctos peninsulares, existen médicos actualmente que rechazan tajantemente la interferencia de naturistas, pero la decisión adoptada de iniciar en un centro especializado la investigación científica, con participación de miembros respetables de la medicina natural de Oaxaca, de galenos e investigadores alópatas, es un avance para reconocer que la complementarla aplicación de ambas prácticas puedan contribuir a mejorar la atención de los pacientes e, incluso, evitar que sean objeto de fraudes por parte de engañadores o de terapeutas que abusan cobrando incluso más que un médico profesional particular. 

En Aguascalientes existen investigadores de la prolífica variedad de de yerbas medicinales hidrocálidas, e incluso existen libros especializados editados por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, además de escuelas especializadas y ya practicantes de la medicina natural que no deben ser ignorados en esta admirable experiencia como lo es el Centro de Investigación que es digno de todo el apoyo de la sociedad.



« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario