Las Últimas

Dropdown Menu

30 junio 2017

CANDIDATOS INCOMODOS
by MercadoInterno - 0



29-VI-17.
Praxis Política.- Por Ramón Sifri

CANDIDATOS INCOMODOS 

“Si no tenemos la capacidad de adelantar resultados favorables o desfavorables para los ciudadanos, quiere decir, luego entonces; que no estamos preparados para gobernar, no estamos preparados para dirigir. Lic. Benito Pablo Juárez García (sic) ex presidente de la República decente y bien nacido”.

Sin decirlo, sin hacer mucho ruido públicamente en sus pretensiones, dos aspirantes curiosamente con las misma mañas y con el mismo nombre: Miguel Angel, le tiran a todo lo que se mueve a fin de  ocupar la casa de Los Pinos, dos fichitas, dirían los chavos, dos cínicos e inmorales  como los califica  una inmensa mayoría de mexicanos bien nacidos. Dos suspirantes que creen ser merecedores a tal distinción y que buscan, a cualquier precio, convertirse en el futuro Presidente de la República. Y como en los mejores tiempos tricolores de la década de los 70’s, dan el clásico madruguete para convertirse oficialmente en futuros candidatos.

Por una parte, Mancerita ha dado la orden a su pandilla de colaboradores y aduladores para empezar a tejer las mejores tranzas y negocios con miras a “comprar” simpatías  de las tribus, los amalios, lupitos; los chuchos y las chachas de lo que queda del prd. El otro, de apellido oriental, también de nombre Miguel Angel, ha tratado desde el inicio de la presente administración crear una desorganización bien organizada para preestablecer el caos institucional y armar confusiones bien dirigidas para dividir al gabinete legal y aprovechar  el caos nacional para adueñarse de los reflectores, de merolicos y aduladores de la prensa vendida al mejor postor.

Los Migueles y Angeles se confabulan, cuchichean, acuerdan  y se van por lo oscurito para que nadie los vea, para que nadie les quite la capucha y para que nadie se interponga en sus perversas y diabólicas intenciones. Sin embargo, ya están más destapados que los miserables. Y que cree usted gentil lector y amable cibernauta. Mientras les relato “las coincidencias” entre estos suspirantes, vuelve a presentarse una coincidencia más, pero ésta, curiosamente, los dibuja y describe en su justa dimensión: NINGUNO de los dos ha dado resultado en sus respectivas encomiendas y responsabilidades. Es más, dicen los que saben, que si tuvieran algo de vergüenza, decencia y congruencia ya hubieran renunciado a su cargo. Pero como es conocido por la mayoría ciudadana, en el vocabulario de los políticos chicharroneros no existen tres adjetivos fundamentales: honorabilidad, moralidad y vergüenza.

En este contexto, ante estas perversas y peligrosas ambiciones de los Migueles y Angeles, no podían faltar los mercenarios de la prensa escrita y electrónica del duopolio de la radio y televisión en el país que sexenio tras sexenio han desinformado y manipulado la verdad histórica electoral. Los dueños de los medios a modo, no se quisieron quedar atrás y desde el mismísimo toque de arranque de la campaña adelantada pretenden deslizar y tergiversar toda la información que les fue ordenada a favor de quien paga más. En este orden de ideas, para nadie causo sorpresa que desde hace meses, la tarea fundamental de los patrones del multicitado duopolio fue soltar a sus empleados  para que iniciaran una feroz campaña en contra de quien va arriba y una vez más, el pueblo los oye ladrar todos los días, en todos los canales y a todas horas a los merolicos de siempre, a los empleados, fulleros y pusilánimes  quienes  sólo  publican y difunden lo que conviene y se manda decir. 

Afortunadamente la mayoría del pueblo los tiene plenamente identificados y cuando salen a cuadro de inmediato identifican sus gestos, mañas y mentiras, los conocen demasiado, máxime cuando se les nota la espuma que caracteriza la rabia hacia un candidato y partido en especial: Andrés Manuel López Obrador y Morena.   

Ante este escenario, me parece que ni Mancerita y su pandilleros, ni la señora Margarita y su enfermito y mucho menos Osorio Chon y sus cómplices,  pueden ofrecer la posibilidad de encabezar gobiernos honestos, transparentes con rendición de cuentas y sobre todo con calidad moral para señalar errores, desviaciones, corrupción o impunidad que ellos han venido practicando en los diversos cargos que han ocupado dentro de la administración pública federal. De ahí que surja la pregunta obligada: ¿Todos quieren?, por supuesto que sí; pero pocos, muy pocos –sobran los dedos de una mano para contar-  cuentan con atribuciones como la decencia, probidad y rectitud para convertirse en candidatos del verdadero pueblo.

Mancerita no es hombre serio ni de fiar, Entre muchas otras mentiras, afirman quienes están cerca de él que ha ofrecido poner en bandeja de plata  la ciudad de México a quien lo ayude a conseguir su candidatura, pero sólo un ingenuo podría caer en sus falacias, ya propios y extraños saben que Mancerita perdió el piso y el paso, que es repudiado en toda la ciudad, el 3 por ciento de aceptación que alcanza en las diferentes encuestas así lo comprueban. En todas las delegaciones saben que Mancerita se rodeo de un equipo señalado de corrupción, salteadores de instituciones, inmorales arribistas y vividores de la politiquería. 


Hasta los más ingenuos saben que si Mancerita ganó las elecciones no fue por él y mucho menos por el prd, porque ni siquiera es perredista. El que lo llevo al triunfo- le guste o no, lo reconozca o no- se llama Andrés Manuel y se apellida López Obrador. Dicen los que saben, que ni siquiera el haber llegado a presidir la CONAGO se debe a un buen desempeño, llegó a la organización de los gobernadores por un acuerdo del gobierno federal para tratar de recuperar la capital, y como buen malagradecido, se prestó a tan fallida acción, ya que la ciudad de México no la ganan ni yendo juntos pri-pan-prd-verdes-mc-panal. Una inmensa mayoría de las opiniones ciudadanas concluyen que salió bueno para hacer negocios, pero pésimo para gobernar. Finalmente, no se puede ni debe olvidar que en las últimas elecciones citadinas  AMLO y Morena les dieron una tunda de perro bailaría a Mancerita y sus secuaces. 
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario